Ontañón: visita a la única bodega museo de Logroño

Ontañón: visita a la única bodega museo de Logroño

El día 18 de junio, después de finalizar la primera etapa (que dará el pistoletazo de salida en Roncesvalles y finalizará en Logroño), los corregrinos podrán disfrutar de la primera actividad del programa cultural de La Carrera del Peregrino. Hablamos, ni más ni menos, de una visita a la Bodega Ontañón, la única bodega museo de la capital riojana.

Ontañón se ha convertido en toda una referencia del sector vinícola, y es que en esta bodega se funden el amor por los mundos del vino y del arte gracias a las obras pictóricas y escultóricas del artista riojano Miguel Ángel Sainz (1955-2002).

Aunque en ningún momento se planteó el diseño estructural de la bodega como una galería en la que instalar las obras de este amigo personal de la familia Ontañón, las obras del escultor, pintor, diseñador y arquitecto se encuentran, actualmente, en un espacio tan sagrado como éste, donde el vino descansa a la vera de los seres mitológicos.

Por ello, visitar Ontañón será la primera de una serie de experiencias inolvidables en la que los visitantes se sumergirán en un mundo mágico repleto de mitología, cultura y elaboración del vino. Y es que en el laberinto de sus salas, donde reposan botellas y barricas, también surgen los personajes del mundo imaginario que marcó el devenir de los pueblos mediterráneos. Además, cada rincón de esta bodega museo acoge las vidrieras alegóricas que recuerdan al visitante las penumbras y los colores de las catedrales medievales, las mismas que recorrían los peregrinos del Camino de Santiago.

A los corregrinos se les dará la bienvenida con vino, jamón y una degustación de aceite de los olivos de la bodega para después, durante el recorrido, ser sorprendidos por una escena teatralizada que pondrá a todo el mundo en situación. Por último, se finalizará la visita con un vino dulce acompañado de brochetas de fresas con chocolate.